Pablo Bossi y Julieta Novarro: “El streaming está salvando la industria”

Son amigos y socios. Julieta Novarro y Pablo Bossi abrieron Microteatro en la Argentina hace poco más de año y medio, el formato se instaló y apuesta a instalarse en otras ciudades. Además pasarán de exponer 18 obras semanales a 30 manteniendo el eje temático mensual que durante Mayo es “Por los pecados”.

A mis hijos les pongo una gigantografía mía para que sepan cómo era mamá” dice entre risas Julieta. Es que ambos mantienen sus proyectos. Ella es parte del equipo de Pampita on line y Pablo trabaja en la miniserie sobre la vida de Carlos Monzón, Además tras más 20 años como productor de algunos de los exitos más grandes del cine se animó a dirigir teatro con Garotes de Ipanema. “Vengo viendo microteatro hace mucho tiempo. En un punto dije: ‘bueno, voy a escribir y voy a dirigir yo'” explica feliz con la experiencia y ya dispuesto a dirigir en la pantalla grande.

Julieta Novarro y Pablo Bossi junto a Ricardo Darín y Florencia Bas en la inauguración de Microteatro (Verónica Guerman)
Julieta Novarro y Pablo Bossi junto a Ricardo Darín y Florencia Bas en la inauguración de Microteatro (Verónica Guerman)

—¿Te falta actuar en microteatro?

PB —Bueno, eso ya sería un milagro…

—En cine actuaste.

PB —Sí, bueno, actué con el loco de Agresti que hace actuar a una piedra.

JN —Tenemos que hablar con Agresti. Si Agresti dirige quizás Pablo actúa.

—Vos tampoco actuaste en ninguna de las obras.

JN —No, a mí lo que me pasa es que los directores me proponen, pero tengo la cabeza en tantos lugares que no sé si me puedo poner. No digo que no lo vaya a hacer porque fui hasta boletera, sólo me falta actuar y cocinar (risas).

—Hoy tu vida en lo profesional es cien por cien microteatro.

JN —Estoy con Pampita también que me lleva tiempo porque veo mucho cine, sobre todo series, y me insume mucho tiempo.

—¿En el rol de panelista la pasas bien?

JN —No, no (risas). Yo si fuera por mí hago la entrada, hablo de lo que a mí me gusta hablar que son quince minutos del cine y ahí doy un servicio. Disfruto mucho cuando la gente me escribe y me pregunta cuál fue la serie que recomendaste, en dónde la puedo encontrar. Eso me fascina. La parte de pasar revista no. Aparte en general son todos amigos. El otro día tenía que criticar a mi amiga cómo se bestia. Es un lugar incómodo, lo acepto porque es acompañarla. Pongo mis límites, hay cosas que yo no hablo. A veces te tiran un poquitito de la cuerda y te exponen a veces a hacer una telefónica con alguien que no querrías hacer. Yo me quedo callada y ella a veces me pregunta.

—Y si te llaman el año que viene, ¿estás para volver a hacer una tira?

JN —No. No quiero decir no porque hay proyectos que son maravillosos. Me insume mucho tiempo y lo que me pasa con microteatro es que siento que estoy poniendo en juego muchas cosas a la vez. Actuando siento que pondría solo una.

—Pablo vos sí estás más repartido porque viene la serie de Monzón.

PB —Sí, también están mis hijos en la productora y produjeron más ellos que yo. Son trece capítulos que van a salir el 17 de junio en Space.

—¿Qué se puede saber?

PB —Es una biopic de la vida de Monzón. Comienza cuando es chico.

—Desde la infancia.

PB —Sí, desde la infancia. En realidad tiene una estructura partida donde hay un presente que es básicamente el crimen, el femicidio de Alicia Muñiz. Está en todos los capítulos y vamos conociendo un poco la vida desde que es un niño…

—Se le da el peso que tiene al femicidio.

PB —Es central. Y el juicio. Imaginate en ese momento Monzón es condenado. Eso habla muy bien de la Justicia argentina, por lo menos en ese caso porque siendo un ídolo popular como era, cosa que no pasó con O. J. Simpson con muchas más pruebas al tipo lo dejaron libre. Este a pesar de la presión social y todo lo condenaron a 9 años de prisión, que parece poco pero en su momento era… Bueno, era una condena.

—¿Son trece capítulos?

PB —Trece capítulos.

—¿Una única temporada?

PB —Una única temporada por ahora. Tampoco da para otra. Podría dar pero…

JN —Podemos hacerlo para atrás.

PB —Su vida en la cárcel, sí, puede ser. Sí, o la precuela o…

—Pero la historia se cierra, en los trece capítulos se cierra.

PB —Sí. No está la muerte. O sea el tipo entra en prisión como sabés y ahí un poco termina el juicio, la prisión. Después hay toda una vida en la cárcel y su muerte pero es poco interesante eso.

Julieta Novarro y Pablo Bossi a solas con Teleshow
Julieta Novarro y Pablo Bossi a solas con Teleshow

—¿Es verdad o es un mito que Madonna se enamoró perdidamente de vos?

PB —Te voy a citar una frase de Porfirio Rubirosa: “Un caballero no tiene memoria”. (Risas)

—Bueno, ya está, con eso me estarías diciendo un montón. ¿Quedó un buen recuerdo de haber trabajado con Madonna y con Antonio Banderas?

PB —Sí claro, excelente. Con Antonio Banderas, Madonna, Jonathan Price y sobre todo Alan Parker que es otro grande.

—¿Hay alguna película que hayas hecho a la que no le tenías tanta fe y la rompió?

PB —Nueve reinas fue una sorpresa. Sí le tenía fe pero no tanta.

—Fue un ícono del cine argentino.

PB —Un ícono del cine argentino, claro. Uno siempre se tira a menos y siempre dice: “Bueno, ojalá funcione”.

—Pero no esperabas que se convierta en eso.

PB —En esa época Ricardo (Darín) tampoco era un actor de cine, había hecho la película anterior, la de Campanella, El mismo amor la misma lluvia. Era una muy linda película pero no había pasado nada…

JN —Claro, no fue ese boom.

PB —No, no, hizo 120.000 espectadores.

—¿Y alguna que al revés, que vos sentías que la tenía que romper y no pasó?

PB —No porque yo siempre soy muy pesimista. Sí tengo muchos fracasos en mi haber pero…

—Me dijo Carlos Rottemberg: “El 70% de lo que hacemos es fracaso y el 30% restante que la rompe ayuda a poder sostener y a que hagamos esos fracasos”.

JN —Que inteligente es Rottemberg.

—¿Le tomaste el gustito, vas a volver a dirigir y a escribir para microteatro?

JN —¿Te pasa como a todos los directores que quieren volver a estar en micro después?

PB —Sí, sí, me divierto sí.

—Creo que tenés algún contacto (risas).

PB —Sí, algún contacto tengo.

JN —Quiero decir algo, en la reunión que hacemos de bienvenida donde todos los directores hablan yo pensé que quizás Pablo me mandaba una sinopsis para que digamos nosotras porque le agarraba timidez. Él se paró, presentó su obra, contó de qué iba, de qué color prefería la sala. Como cualquiera eh.

PB —Como cualquiera, claro. Y estoy primero y acomodo la escenografía, es una cosa muy artesanal. Además hay que armar y desarmar todos los días.

—¿Cómo están viendo el avance del streaming? ¿Ayuda? ¿Complica?

PB —Ayuda bastante. Es lo que está salvando la industria en este momento.

—¿El streaming?

PB —Sí, todas las plataformas. Hay un boom, evidentemente Netflix cambió la manera de ver el cine, el cine sigue sobreviviendo ya a nivel más de película evento, es muy difícil la película media es difícil pero bueno, ahora está Netflix, Amazon, Flow, Movistar Play, viene la de Disney con Fox. Provoca una competencia interesante porque suben los precios, es más fácil producir. Se pierde por un lado se gana por el otro. Además el consumo audiovisual es enorme, antes ver televisión era una cosa mala. A tu hijo no lo dejabas ver televisión. Ahora ve toda una serie completa, para que se deje de joder con los jueguitos andá a ver por lo menos una hora en Netflix.

JN —Sí, igual, a ver, en favor del teatro tengo que decir que el acto teatral, que necesita de la presencia del actor y del espectador, es único e irrepetible. Soy una fanática de hecho, pero también la música cambió, la industria musical con las plataformas. Es como un cambio de era.

—¿No ayudó todo esto también a luchar contra la piratería?

JN —No sé, para mí piratería va a haber siempre.

PB —Sí, yo creo que sí. Es más, yo soy abogado me dedicaba a eso, así que imaginate. Pero creo que sí, ahora es insignificante. No conozco los números tampoco, por ahí digo una pavada.

JN —Ojo que hay series buenísimas y que la gente todavía no tiene dónde verlas. Si no está en determinada plataforma a la cual todo el mundo tiene acceso es muy difícil llegar a esas series. Por eso yo creo que siguen habiendo páginas que te facilitan ese acceso y que tienen un gran tráfico hoy. Y es verdad lo que decís vos, ya no tiene que ver tanto porque ha pasado con el deporte. La gente en el mundo de todos los estratos sociales paga para ver deportes. Eso es algo que es único, el deporte por televisión se sigue consumiendo y cada vez más.

—¿Hoy después de un año y medio hay alguna obra que digas: “No la volvería a poner”?

JN —Sí, muchísimas. Y de hecho siempre me pregunto: “¿No estaré dejando de elegir alguna brillante que me estoy perdiendo y que hubiese sido un gol?” Y qué sabés, de trescientas tenés que elegir dieciocho.

—Debe ser muy difícil también la cantidad de gente que les debe pedir trabajo.

JN —Sí. Hay que pensar el vaso medio lleno. Realmente la cantidad de gente que hoy está trabajando que son cien personas por mes, que cambian, y de gente que le da una visibilidad al microteatro que hoy en otro lado, en otra plataforma no lo hubiesen podido mostrar. Hay actores brillantes que hoy son actores recurrentes en micro que los directores los piensan y que han encontrado un espacio de laburo. Lo mismo los dramaturgos, nosotros pensá que el 10% del bruto va a Argentores. Yo pienso así, porque si tengo que pensar en los que quedan afuera me angustia muchísimo.

ENTREVISTA COMPLETA

Fuente de información: https://www.infobae.com/teleshow/infoshow/2019/05/16/pablo-bossi-y-julieta-novarro-el-streaming-esta-salvando-la-industria/