Efectos especiales en “Fear The Walking Dead”: los secretos detrás de los zombies más aterradores

Efectos especiales en “Fear The Walking Dead”: los secretos detrás de los zombies más terroríficos
Efectos especiales en “Fear The Walking Dead”: los secretos detrás de los zombies más terroríficos

Si hay algo a lo que no le temen los creadores de Fear The Walking Dead (FTWD) es a hacer cambios y sacrificios. A lo largo de sus temporadas han muerto inesperadamente varios personajes principales –Nick y Madison Clark, Travis y Christopher Manawa, Griselda y Ofelia Salazar, y Liza Ortiz-, la trama ha realizado giros contundentes y los sobrevivientes del apocalipsis pueden tomar inesperadas decisiones. Pero lo que no se negocia son los efectos especiales.

Con el lanzamiento de la quinta temporada la semana pasada (cada lunes a las 23 se puede ver un nuevo episodio por AMC), el grupo de sobrevivientes del apocalipsis zombie muestra su nueva faceta, marcada por una filosofía arraigada en la benevolencia, la comunidad y la esperanza: los personajes creen que ayudar a los demás les permitirá compensar los errores de su pasado. Eso no los eximirá de enfrentarse en sangrientas batallas ante los muertos vivientes que, a medida que pasan los años en la ficción, se ven cada vez más “descompuestos”.

Los muertos vivientes

En la quinta temporada los zombies se ven más “descompuestos”, porque ya llevan mucho tiempo infectados
En la quinta temporada los zombies se ven más “descompuestos”, porque ya llevan mucho tiempo infectados

Es que hasta el más mínimo detalle es tenido en cuenta por el equipo de efectos especiales de FTWD, encabezado por Frank Iúdica, a cargo de que las puestas en escena, los zombies, las explosiones y los combates parezcan reales: “Tenemos en cuenta muchos factores para darles vida a los walkers, cómo se visten y cómo caminan ¿Estuvieron dando vueltas o se quedaron adentro de un auto? ¿Permanecieron adentro de una construcción? ¿Hace cuánto tiempo están infectados? Son variables que entran en juego y no se pueden pasar por alto”.

En el set de grabación en las afueras de Austin, presenciado por Teleshow, se pueden notar dos clases de infectados: aquellos que no pueden deshacerse de su caracterización durante toda la jornada debido al maquillaje y los minuciosos arreglos que han hecho en todo su rostro y vestimenta, y los que simplemente se quitan la máscara y pueden disfrutar del sol texano. De todas formas, entre escena y escena, todos ríen, comen, fuman, charlan y hasta juegan a las cartas. Disfrutan de una mañana totalmente distendida hasta que se escucha el “¡grabando!” para darle lugar al apocalipsis zombie otra vez.

En los detalles está la clave de los efectos especiales, por eso los materiales utilizados para cada escena pueden ser diferentes. Por ejemplo, en una toma en la que hay una lucha con zombies se usan goma espuma y silicona mezcladas con aceite y un líquido que imita la sangre. Siempre con materiales que no sean tóxicos porque en muchas oportunidades tienen contacto con la boca y los ojos de los actores.

“En este trabajo, en donde reina un ambiente tan creativo, aprendí que las cosas cambian constantemente. A veces hacemos una toma con un montón de efectos especiales y maquillaje, pero después el director nos dice ‘no, mejor vayamos por acá, hagamos un cambio’ y hay que hacer todo de vuelta. Es parte de nuestro trabajo. Un ejemplo puede ser un gag con sangre: la hacemos reaccionar de cierta manera, que se meta de a poco la ropa. Pero después nos dicen que mejor no, entonces hacemos los cambios necesarios para modificar su textura y que no pueda ser absorbida por la tela”, explica Iúdica.

Las locaciones

Alycia Debnam-Carey en el personaje de Alicia Clark, matando a un zombie (Ryan Green/AMC)
Alycia Debnam-Carey en el personaje de Alicia Clark, matando a un zombie (Ryan Green/AMC)

Desde México hasta Canadá, la serie ha utilizado las más variadas locaciones para representar con fidelidad el desplazamiento del grupo de sobrevivientes a lo largo de las temporadas. A veces han llegado a trabajar en dos lugares diferentes en un mismo día, a pesar del impresionante despliegue técnico y la gran cantidad de trabajadores que requiere la grabación de cada escena de esta superproducción.

“La serie pone la vara cada vez más alta, por eso nos mantenemos actualizados. Y no solo por cómo matamos a los zombies o cómo entramos en conflicto con otras personas, sino también por el desarrollo de cada uno de ellos en sus relaciones. Pero nada podría parecer real si no fuese por las locaciones que se utilizan. Es una de las grandes diferencias que tiene este programa con los demás: no tenemos un escenario. Este circo se levanta y se mueve todos los días. No hay una locación central”, cuenta Lennie James, quien interpreta a Morgan Jones, el primer crossover entre The Walking Dead, la serie madre, y su precuela.

Si bien se están desplazando constantemente, Austin es el lugar preferido para los productores porque “hay granjas, agua y muchas locaciones variadas que se pueden usar en diferentes escenas”, según Michael Satrazemis, uno de los productores de la serie. En un capítulo, incluso, se utilizó el parque de agua de la ciudad para una memorable batalla contra los walkers.

Hay dos tipos de zombies en las grabaciones: los que están maquillados y caracterizados durante toda la jornada, y los que se pueden quitar sus máscaras (Foto: Ryan Green/AMC)
Hay dos tipos de zombies en las grabaciones: los que están maquillados y caracterizados durante toda la jornada, y los que se pueden quitar sus máscaras (Foto: Ryan Green/AMC)

“Para elegir la locación tenemos en cuenta muchos factores. Ahora, que vinieron directores nuevos, les mostramos cómo es nuestro estilo de grabación y les damos una descripción visual de lo que queremos. Después se buscan los lugares y comienza la grabación”, revela Satrazemis.

A veces el lugar no alcanza para cumplir con las peticiones de los directores, sino que también hay que “manipular” el clima. Como en la cuarta temporada (episodio nueve), cuando un huracán manda a volar por los aires a los zombies. “Usamos máquinas de viento y hasta tuvimos que mover los árboles que se veían en el fondo de la toma porque era un huracán muy violento”, explica Iúdica. En la nueva temporada todo es aún más real.

“La locación que usamos para el primer episodio de la quinta temporada fue difícil, y no solo por una cuestión de seguridad -señala el especialista-. Es un lugar seco, una tierra protegida donde vivieron los indios, y queríamos hacerlo a lo grande, simular unas cosas a gran escala. Es difícil a veces tener el control del clima, nos enfrentamos a grandes desafíos y estoy muy orgulloso de eso. Podemos estar hasta seis semanas preparando un episodio, y cuando comenzás a grabar ya estás pensando en la siguiente locación“.

El mayor desafío

Las explosiones son el mayor desafío para el equipo de efectos especiales de la serie de HBO (Foto: Ryan Green/AMC)
Las explosiones son el mayor desafío para el equipo de efectos especiales de la serie de HBO (Foto: Ryan Green/AMC)

“En esta temporada todo se hace más épico, un nivel más arriba. Hay una gran producción y muchas escenas que los van a sorprender”, asegura Alycia Debnam-Carey, la actriz que interpreta a Alicia Clark en la serie. Eso se puede ver no solo en el giro inesperado en la trama, que encuentra a los sobrevivientes guiados por una filosofía arraigada en la benevolencia, la comunidad y la esperanza. La protagonista también lo dice por la calidad de los efectos especiales.

En ese sentido, el principal desafío, más allá de los zombies y las secuencias de riesgo que se ven en todos los episodios, son las escenas con explosivos: “La pirotecnia y todo lo que implica, como la seguridad de los actores y de todos los trabajadores, demanda una gran responsabilidad”, cuenta Iúdica.

“En México tuvimos que volar un camión en una locación que estaba cerca de una estación de tren, entonces hay que tener mucho cuidado. La pirotecnia es desafiante en ese sentido y también porque tenés una sola chance: muchas veces no hay tiempo ni dinero para hacer las explosiones dos veces”, explica.

Según su testimonio, él recibe las instrucciones del director sobre lo que quiere para la escena. Después de intercambiar opiniones, Iúdica elige los elementos o los explosivos para llevarla a cabo con el mínimo margen de error posible… Pero a veces puede fallar: “Trabajar afuera de tu país es muy diferente desde el punto de vista técnico. Nosotros tenemos una fórmula para todo, tenemos todo medido. Pero en México aprendimos mucho porque allá la pirotecnia es más débil. Y en una escena, en la que los directores querían una gran explosión, nosotros preparamos las cosas pero cuando la hicimos detonar… Bueno, solo hizo ‘plop’ y todos nos quedamos mirando”.

SEGUÍ LEYENDO

Adelantos, sorpresas e intimidades de los protagonistas: todo sobre el estreno de la quinta temporada de “Fear The Walking Dead”

“Fear The Walking Dead”: feminismo y empoderamiento de las mujeres en tiempos de invasión zombie

Chandler Riggs, de Walking Dead: “Cuando posteo algo, de donde más comentarios me llegan es de Buenos Aires”

Fuente de información: https://www.infobae.com/teleshow/infoshow/2019/06/30/efectos-especiales-en-fear-the-walking-dead-los-secretos-detras-de-los-zombies-mas-terrorificos/