Pasar ocho horas sentado en la oficina puede ser perjudicial para la salud

Cuando se pasan varias horas sentados o de pie, después de un tiempo, empiezan a doler las piernas y el cuello (Shutterstock)
Cuando se pasan varias horas sentados o de pie, después de un tiempo, empiezan a doler las piernas y el cuello (Shutterstock)

La vida actual es más sedentaria que la de hace algunos años. Cada vez más, las soluciones a los problemas cotidianos pueden hallarse de manera online y la movilidad se redujo considerablemente.

Y si a eso se le suma que la mayoría de los trabajos requieren del uso de una computadora, es normal escuchar que las personas pasan ocho, diez o doce horas en el trabajo o la oficina sentados frente a una pantalla. Pero ¿alguna vez nos preguntamos cuánto puede afectar esa rutina a nuestra salud?

“Está comprobado que pasar una jornada de ocho horas sentado en la oficina puede ser perjudicial para nuestro cuerpo, además de afectar la capacidad de atención y concentración”. Gonzalo Díaz Babio es médico cardiólogo (MN 129.388) y señaló que “cuando se pasan varias horas sentados o de pie, después de un tiempo, empiezan a doler las piernas y el cuello”.

Las malas posturas sumadas a situaciones de estrés pueden resultar nocivas para la salud

Y destacó que estas sensaciones pueden suceder por varios motivos:

– Permanecer mucho tiempo en una misma posición
– Adoptar malas posturas cuando se está sentado
– Pasar horas frente a una computadora o a la televisión
– Situaciones de estrés

La pausa activa, una parte de la solución

Los ejercicios se realizan de manera suave, relajada y en ningún caso se debe exigir el cuerpo para no provocar lesiones (Shutterstock)
Los ejercicios se realizan de manera suave, relajada y en ningún caso se debe exigir el cuerpo para no provocar lesiones (Shutterstock)

“La pausa activa consiste en un conjunto de ejercicios físicos de corta duración (5-10 minutos) realizados en el puesto de trabajo que, desempeñados de forma preventiva y terapéutica, no producen desgaste físico”, explicó el especialista de la Fundación Cardiológica Argentina (FCA), quien destacó que la rutina “sirve para ejercitar el cuerpo, estirar los músculos y aliviar las tensiones causadas por el estrés”.

Y sobre todo -insistió- presenta numerosos beneficios:

– Disminuye el estrés
– Favorece el cambio de posturas
– Libera estrés articular y muscular
– Estimula y favorece la circulación
– Favorece la autoestima y la capacidad de concentración
– Su práctica en el puesto de trabajo permite mejorar el rendimiento y la eficiencia laboral; enriquecer las relaciones interpersonales, lo que mejora la concentración, disminuye el estrés físico y mental e incrementa la satisfacción en el trabajo

Cómo hacerla

La pausa activa consiste en un conjunto de ejercicios físicos, que no llevan más de cinco a diez minutos (Shutterstock)
La pausa activa consiste en un conjunto de ejercicios físicos, que no llevan más de cinco a diez minutos (Shutterstock)

Los ejercicios son muy simples, de menos de cinco minutos, y se pueden realizar en casa, en el trabajo o en cualquier lugar. “Las actividades pueden consistir en estiramientos, ya sea de pie o sentados, de fortalecimiento, o para disminuir la fatiga visual. Los ejercicios se realizan de manera suave, relajada y en ningún caso se debe exigir el cuerpo para no provocar lesiones”, resaltó Díaz Babio.

Y compartió algunos ejemplos:

– Realizar movimientos circulares de cadera (para evitar hernias discales o dolores lumbares).

– Elevar hombros hasta los 90° y con el otro brazo ejercer leve presión en los codos, para estirar.

– Flexionar caderas y rodillas, luego extender la columna y rodillas.

– Girar la cabeza hacia los lados hasta que el mentón quede casi en la misma dirección que el hombro.

– Encoger los hombros hacia las orejas y sostenerlo por 10 segundos.

– Realizar movimientos lineales y circulares de tobillo hacia ambos lados con cada pie.

– Estirar los brazos hacia al frente, juntar las palmas de las manos y realizar movimientos hacia abajo y arriba.

– Inclinar la cabeza hacia el hombro derecho, encoger los hombros hacia las orejas y moverlos hacia atrás en círculos y estirar el brazo derecho hacia el frente de manera que la palma de la mano quede hacia arriba.

– Por último, para relajar, inhalar y exhalar contrayendo el abdomen, relajando cada parte del cuerpo.

SEGUÍ LEYENDO

Cuando duele ya es tarde: consejos para mejorar la postura

Qué refleja la postura sobre la salud emocional

Fuente de información: https://www.infobae.com/salud/2019/08/13/pasar-ocho-horas-sentado-en-la-oficina-puede-ser-perjudicial-para-la-salud/