Las 5 dudas que dejó el Gobierno en su mensaje a 57 embajadores extranjeros

Dujovne, Peña y Faurie exponiendo ante 57 embajadores extranjeros esta semana en la Casa Rosada (Foto: Presidencia de la Nación)
Dujovne, Peña y Faurie exponiendo ante 57 embajadores extranjeros esta semana en la Casa Rosada (Foto: Presidencia de la Nación)

En medio de la vorágine por los inminentes anuncios económicos, un riesgo país que trepó a los 800 puntos y la catarata de reuniones secretas que transcurrieron en la Casa Rosada, esta semana pasó casi desapercibido el encuentro del Gobierno con 57 embajadores extranjeros que dejó un sabor agridulce: el mensaje que dio la administración de Mauricio Macri al mundo generó dudas, despertó cierta incertidumbre y deslizó algunas certezas entre los diplomáticos apostados en Argentina.

Durante casi dos horas el jefe de Gabinete Marcos Peña, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y el canciller Jorge Faurie intentaron endulzar al cuerpo diplomático extranjero con señales de confianza, estabilidad y “continuidad de cambio” sobre la Argentina que se viene.

Sin embargo, la diplomacia extranjera se llevó del encuentro a puertas cerradas en el Salón de Pueblos Originarios de la Casa Rosada al menos 5 dudas concretas del mensaje oficial. Infobae consultó al menos a 15 embajadores de los que estuvieron en ese encuentro y en forma reservada coincidieron en el siguiente diagnóstico:

1-El repunte económico. El jefe de Gabinete reiteró su frase de latiguillo ante los 57 embajadores al sostener que es “no creemos que haya soluciones mágicas ni herramientas que muchas veces en el pasado la Argentina usó”. Inmediatamente, el ministro Dujovne admitió sin tapujos que la economía argentina no crecerá hasta después de las elecciones porque antes debe despejarse la incertidumbre política de quién gobernará el país después del 10 de diciembre. “Nos quedó en claro que en la Argentina no habrá inversión extranjera hasta después de diciembre”, expresó enfático el embajador de un país europeo.

La abierta señal de Dujovne de que no crecerá la economía hasta después de las elecciones también fue un mensaje ciertamente contradictorio que recibió el cuerpo diplomático extranjero. En palabras de otro embajador de un país desarrollado: “Si no habrá repunte la economía hasta después de diciembre como nos dijo Dujovne no entendemos qué efectos tendrán las medidas que ahora se quieren anunciar desde el Gobierno para mejorar la economía”.

2-No es la economía, estúpidos. En contra de la máxima política que sostuvo Bill Clinton en la campaña contra Bush de 1992, en la Casa Rosada creen que no será sólo la economía la que llevará a Macri a ganar las próximas elecciones.

Entre las prioridades del Gobierno que marcó el jefe de Gabinete figuran: “conservar un alto nivel de diálogo, de paz social, de institucionalidad y de calma para afrontar la elección”. En el comunicado posterior a la reunión con los 57 embajadores reunidos esta semana Peña añadió que “muchos argentinos no se imaginan el día de las elecciones con una Argentina volviendo atrás en término de libertades, calidad institucional, de apertura al mundo, de un país que es capaz de desarrollarse y pensar hacia el futuro”, dijo. Dujovne y Faurie reforzaron ese mensaje al sostener que Cambiemos aportó seguridad jurídica y división de poderes.

Sin embargo, más de un embajador consultado por Infobae destacó el mensaje del Gobierno pero alertó que los parámetros de una democracia sólida ya no se discuten en Argentina por lo que la gente espera más que nada en estos días es una mejora de la economía y de su situación delicada en que se encuentra. “Hablar sólo de mejora institucional y menospreciar la economía parece cuanto menos ingenuo”, dijo un diplomático latinoamericano.

3-Mejor posicionados que en el 2015. Durante su speech ante los embajadores, Peña resaltó que “nuestro Presidente y todo el equipo de Gobierno están muy comprometidos en poder cumplir con un camino de cambio profundo, más que nunca en un año desafiante como este”. Así, destacó que la Argentina se encontrará mejor posicionada ahora que en el 2015. Esta mención despertó algunas dudas de los diplomáticos que escuchaban atentos. Algunos recordaron que la pobreza aumentó a los niveles del 2015, que la deuda externa se potenció y que la inflación ha crecido más de la cuenta.

Pero el Gobierno reiteró que si Macri gana en diciembre tendrá “una base sólida” para seguir adelante con su plan de reformas. En este punto, tres embajadores coincidieron ante Infobae que lo que buscó mostrar el Gobierno con este mensaje fue una muestra de “estabilidad y confianza”. Pero admitieron que el menaje pareció confuso.

4-Confianza en la cosecha. El ministro Dujovne puso mucho énfasis en la recaudación que habrá y el repunte que se verá después de diciembre por la “magnífica cosecha” del campo. No sólo ello. El jefe de Hacienda remarcó que ello potenciará el voto de los sectores rurales. Uno de los embajadores preguntó allí qué pasará con los votantes del conurbano. “En muchos lugares del conurbano nunca nos votaron. Eso no cambiará”, dicen que respondió Dujovne. La duda generalizada que quedó entre los embajadores es si con ello alcanzará para que gane Macri.

Muchos diplomáticos extranjeros caminan la calle, andan por los barrios del conurbano y visitan las provincias. Saben que el Gobierno necesitará del voto del conurbano para ganar y por ello entrevieron en el mensaje de Dujovne cierta apreciación naif de la realidad política.

5-Temas tabú. En el conversatorio con embajadores extranjeros tanto Peña como el propio Dujovne evitaron hablar de inflación, disparada del dólar, riesgo país o recesión. “Pareció un mensaje donde faltaron datos concretos y cotidianos de los argentinos”, expuso un embajador de un país central.

¿Cómo hablar de Argentina sin mencionar estos temas? ¿O acaso el Gobierno entrevió que eran temas tabú para un encuentro con el cuerpo diplomático extranjero? En tal caso, algunos embajadores justificaron el “olvido” del Gobierno al evitar estos temas al sostener que en el anuncio de medidas económicas estará contemplado un combate a estos factores que hoy complican la economía argentina. “Escuchamos a un gobierno optimista y esta bien que así sea. Pero negar temas centrales es como subestimar al interlocutor”, plantó un Encargado de Negocios de una embajada.

En el medio de las preguntas sobresalió la del embajador de Colombia, Alvaro Pava Camelo, quien quiso saber abiertamente si Macri se presentará o no en octubre: “No hay dudas para el Gobierno de que Mauricio Macri será el candidato presidencial”, cerró el jefe de ministros.

Está claro que los embajadores extranjeros vieron en el mensaje del Gobierno una señal positiva: ahora se habla, se dialoga con el mundo y no se cierran puertas como en épocas del kirchnerismo. “Antes ni siquiera nos recibía un ministro para darnos las cartas credenciales”, recordó un embajador para marcar las diferencias entre la política de Macri y la de Cristina Kirchner. Pero las dudas persisten y la oratoria que dejaron los ministros dejó más huellas en esas inquietudes.

SEGUÍ LEYENDO: Peña a los candidatos de Cambiemos en territorio bonaerense: “Tenemos que ser como los vietnamitas”

Fuente de información: https://www.infobae.com/politica/2019/04/14/las-5-dudas-que-dejo-el-gobierno-en-su-mensaje-a-57-embajadores-extranjeros/