Acuerdo Mercosur-UE: ¿hacia la modernización del sistema productivo argentino?

(Instagram: jorgefaurie)
(Instagram: jorgefaurie)

El acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea es un logro importante para la política exterior argentina porque, más allá de los beneficios comerciales que le traerá al país, puede significar el inicio de una transición hacia otro tipo de economía.

Efectivamente, en las últimas décadas la Argentina ha sido una de las economías más cerradas del planeta en términos de lo que comercia internacionalmente respecto a su tamaño. Esto nos ha restado productividad y ha ayudado a generar un clima de negocios en donde algunos productores destinan más tiempo en obtener protección u otro tipo de beneficios que en mejorar la productividad de sus empresas. En parte como resultado de esto, nuestras empresas son hoy poco rentables y los salarios de los trabajadores son más bajos de los que serían si, por ejemplo, pudiésemos incrementar nuestras exportaciones, importar mejores insumos y recibir más inversiones.

Entre otros beneficios, el acuerdo liberará rápidamente gran parte de las exportaciones del Mercosur hacia la Unión Europea pero le dará a nuestros productores un lapso de hasta 15 años para adaptarse a la nueva realidad. El gran ganador será el campo. El 99% de las exportaciones agrícolas del Mercosur serán liberalizadas y el 81,7% no pagarán arancel alguno. Otro de los sectores competitivos de la economía, los servicios ligados al conocimiento y a las nuevas tecnologías, debería beneficiarse fuertemente debido a un mejor acceso a uno de los principales mercados del mundo.

El acuerdo también limita la discrecionalidad de los gobiernos. Esto nos permitirá ganar institucionalidad. Esto es clave para una nación que ha tendido a cambiar las reglas de juego constantemente. Un país con reglas más estables es un más atractivo para los inversores -tanto nacionales como extranjeros. De hecho, aquellos países y bloques comerciales que han firmado con la Unión Europea acuerdos similares a los del Mercosur experimentaron posteriormente un incremento significativo en la llegada de inversiones.

Por supuesto, el acuerdo podría haber sido más ambicioso y ciertos sectores de la economía argentina se verán perjudicados. En este sentido, es importante aprender de la experiencia de los países que no hicieron lo suficiente para ayudar a los empresarios y a los trabajadores de las industrias que se vieron perjudicadas por la apertura comercial.

En definitiva, este acuerdo debe ser entendido como un primer paso en lo que debe ser la firma de una gran cantidad de acuerdos comerciales que nos permita modernizar nuestro sistema productivo. Ahora, además de seguir afianzando las relaciones económicas con la UE, debemos avanzar con procesos similares con la Alianza del Pacífico, los mercados asiáticos y los Estados Unidos.

En el plano económico, el mundo nos brinda enormes oportunidades. Hoy estamos más cerca de aprovecharlas que ayer.

El autor es experto en relaciones internacionales. Global Fellow del Wilson Center y miembro del Comité Ejecutivo del CARI.

Fuente de información: https://www.infobae.com/noticias/2019/06/28/acuerdo-mercosur-ue-hacia-la-modernizacion-del-sistema-productivo-argentino/